Reactivación del algodón Fuente: ABC Color

764_573_1500320ma0.JPG

Hoy en día, el inconveniente está en el precio, aunque, a pesar de ello, el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA) sigue trabajando en investigaciones para reactivar su cultivo. La última variedad de algodón lanzada en el país fue la IAN 425, que es un material excelente y reúne todas las cualidades que necesita el productor local. Con esta línea convencional es posible obtener buena calidad de fibra. A pesar de ello, la falta de entusiasmo por parte del agricultor ha ocasionado la disminución del área de siembra. Además, la carencia de semilleristas dificulta contar con una cantidad de simiente para la siembra.

INVESTIGACIÓN

Las experiencias de campo desarrolladas por el IPTA siguen adelante. Tal es así que existen dos nuevas variedades próximas a ser lanzadas: la IPTA 212 y la IPTA 232. Ambas son materiales genéticamente modificados; es decir, que ingresan en la categoría de algodón transgénico. Contar con estos materiales fue factible gracias al convenio con una reconocida empresa multinacional dedicada al agro, que cedió la tecnología. El IPTA podría propagar las variedades en el año 2019.

EXPERIENCIA RECIENTE CON EL CULTIVO

El año pasado, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) impulsó nuevamente el cultivo de algodón, a través de un proyecto de apoyo a este rubro en forma mecanizada y mediante el uso de material biotecnológico. De este manera, fue posible llegar a las 6.000 ha cultivadas (en el 2016) con muy buenos rendimientos. Este hecho creó una expectativa interesante en los productores, por lo que las asociaciones que acompañaron la iniciativa pretenden aumentar el área de siembra para el periodo 2017-2018.

FUTURO DEL ALGODÓN

Sin dudas, el avance del algodón a nivel local radica en la mecanización. Esto implica que el productor encuentre las mejores condiciones desde la siembra —con el uso de sembradoras y pulverizadoras— hasta el final de ciclo —con el uso de las cosechadoras—. Actualmente, no existe mano de obra para ejecutar la cosecha; por ende, mediante la tecnología podría reflotar uno de los rubros históricos del país. El año pasado, el MAG adquirió dos cosechadoras de algodón, cuyo costo de compra es muy inferior a las grandes maquinarias utilizadas para segar oleaginosas. El objetivo de la institución es la importación de más implementos, a fin de triplicar la superficie de cultivo a 18.000 ha. Los departamentos a los que apoyará la cartera agropecuaria, con la reactivación del textil, son: Concepción, San Pedro, Caaguazú, Caazapá, Guairá, Misiones, Itapúa y el Chaco. Entre los beneficiarios se encuentran medianos y grandes productores; además de pequeños agricultores asociados, a quienes se les proveerá la tecnología necesaria.

ÉPOCAS DE CULTIVO

Las localidades de Concepción y San Pedro iniciarán la siembra de algodón en setiembre, mientras que el centro y sur del país lo hará en octubre. Esto significa que las semillas deben estar disponibles para el productor en agosto. En el caso del Chaco, la siembra será realizada entre enero y febrero.

COMERCIALIZACIÓN

Hay que tener en cuenta el cierre de varias desmotadoras de algodón en el país. Por otra parte, cuando se conformó la Mesa de reactivación del rubro, también se contó con la presencia de la Cámara Algodonera del Paraguay, la cual estará encargada de absorber la materia prima cosechada por los productores.

Logo-de-la-SENATICS-en-alfacolor.png

Portal Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria - IPTA
República del Paraguay
Portal construido conjuntamente con la SENATICs
2015 Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación

Basado en la Guía estándar web

80x15.png

Versión del Template 1.12